Desde el silencio de la cartuja, bienvenido seas

Amigo en este camino que es la vida, bienvenido:

Hoy es 6 de octubre de 2012, festividad de San Bruno, fundador de la orden monástica de la Cartuja; con la esperanza de que halles aquí sosiego para tu alma o la información que necesites, te saludo e invito a que leas estas letras que escribo para ti.

Es casi imposible captar en unos instantes la esencia espiritual de los monjes y monjas que un día decidieron seguir los pasos de este santo, aquellos que un día se desprendieron de este mundo para comenzar una nueva vida en solitario y dedicarse plenamente a la alabanza de Dios; máxime en estos tiempos que se premia el laicismo y que la sociedad busca en otras culturas exóticas las respuestas a sus inquietudes espirituales; ahora que se fomenta en consumismo y se valora lo inmediato…   Por este motivo nace este blog que pretende mostrar, sin ninguna pretensión, unos valores firmes y anclados en la paz que esta Orden irradia desde hace más de nueve siglos.

Estas letras, querido lector que la voluntad caprichosa de Internet te ha traído hasta aquí,  no proceden del interior de los muros de una cartuja… más bien salen desde la agitada rueda de la vida, vida que nos espolea a depender de unos intereses banales  creados, ya sea por nosotros mismos ya por la sociedad, la cual nos empuja a olvidarnos del porqué de nuestra verdadera existencia.

Parafraseando un escrito cartujano: «El hombre que busca sentido a su vida, el que busca a Dios encontrará aquí el alimento para continuar su camino». No pretende más mi anónima intención, compartir la riqueza espiritual que he descubierto de la mano de estos hombres.

 Laus Deo

Anuncios