Asunción de la Ssma. Virgen (lecturas de maitines)

[English] [Español]

Homilía de Guigo II (Cartujo)

¡Oh Casa de marfil, palacio real construido con madera de cedro y orientado hacia la inmensidad, cuántas riquezas hay en ti! En verdad eres tú aquel grandioso trono de marfil de Salomón, que no tuvo igual en todos los reinos del mundo. Te revistes con el oro brillante de la purísima sabiduría, luces el talle perfecto de una virginidad intacta. Remontándote sobre los seis peldaños de la vida activa, en el séptimo del descanso contemplativo, has llegado hasta el trono del Rey de la Paz. Doce leoncillos están sobre los peldaños, uno a cada lado de cada uno de ellos: los profetas y los apóstoles, padres fortísimos de ambos Testamentos, que descansan en tus méritos, estupefactos como niños que se admiran de tu excepcional elevación. ¿Quién es ésta, se dicen, que avanza como la aurora, hermosa como la luna, resplandeciente como el sol, formidable como escuadrón preparado para el combate?

***

Toda la corte celestial, en el delirio de su estupor, admira en ti la obra de la mano de Dios. Oh llena de gracia, ¿qué es lo que llevas en tus entrañas? Él es el Señor, yo su esclava. El Poderoso hizo en mí grandes cosas, dignas ciertamente de admiración, ya que son grandes; poderoso es el que hizo conmigo tales cosas. Él es el Señor, yo la esclava. Él el rocío, yo la tierra, y de ahí el trigo: Él el maná, yo el recipiente, de ahí el gusanillo. Yo, dice, soy gusano y no hombre, porque el hombre es como el heno, pero Él es como el trigo. Del rocío del cielo y de la tierra virgen ha brotado el trigo. Son grandes cosas, pero es poderoso quien las hizo. Un solo grano de trigo nace de mí, y acerca de la abundancia del trigo se dice: “Pero si muere da mucho fruto”. En efecto, al morir dejó caer la abundancia del vino; resucitando y subiendo, derramó aceite, y lo derramó, dice el Apóstol, sobre nosotros con abundancia. Tenemos abundancia de trigo, de vino y de aceite, gracias al rocío del cielo y a la fecundidad de la tierra.

***

Oh tierra fecunda, llena de gracia; como se separa la grasa de la carne de los sacrificios, así también estás separada de la masa de los pecadores, llena de gracia, repleta de trigo, de vino y de aceite, llena hasta desbordar de todos los dones del Espíritu Santo. El Señor es contigo; contigo en la cámara secreta del corazón, contigo en el retiro de vuestro seno; permanece contigo, no cesa de estar contigo, y nunca se aparta de ti. El Señor es contigo: ¿qué quiere decir “contigo”? Que el Señor comparte contigo una naturaleza común, destinada a ser elevada muy por encima de los ángeles. Dios habita en los ángeles, pero no con ellos; en cambio habita en ti y contigo. Dios se sienta sobre los ángeles, sobre los tronos, sobre los querubines y serafines. Él se sienta y reina en todos ellos, pero en todos los reinos no se encuentra una obra semejante a aquel gran trono de marfil.

***

«Bendita tú entre las mujeres”. La plenitud de gracia que posees se desborda sobre la tierra y la empapa, multiplicando sus productos; bajo sus lluvias se alegrará, y te llamarán bienaventurada todas las generaciones. Bendita tú entre las mujeres. Sería poco que fueras bendita por encima de todos los hombres: las mujeres dan a luz con dolor; los hombres comen el pan mezclado en su sudor. Tú das a luz sin dolor, y te alimentas sin trabajo. Incluso sería poco que fueras bendita por encima de los ángeles: ellos son alimentados por Dios, nunca se dice que los ángeles alimenten a Dios. En cambio, tú, Virgen bendita, alimentas al que te alimenta a ti y a los ángeles. Y bendito es el fruto de tu vientre, por quien son benditos los hombres, las mujeres y los ángeles; y tú, bendita por encima de todos, porque muchas hijas han acumulado riquezas, pero tú las has superado a todas. Porque Dios ha ungido el fruto de tu vientre con el aceite de la alegría, con preferencia a sus compañeros, y de su plenitud hemos recibido todos; pero tú has recibido con mayor abundancia que todos juntos.

Vitral en la parroquia «Santa María» (Park City – Utah)

Fuente: Lecturas de Maitines – Ciclo C – 15 de agosto – lecturas 9 a 12 (Cartuja San José, año 2020)

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s