La barba, símbolo de pobreza espiritual

A pesar de que hoy en día la barba se ha puesto de moda en muchas latitudes del continente, sí es cierto que antiguamente era símbolo de pobreza, pues no todos podían acceder a las barberías para rasurarse y sentirse elegantes y coquetos.

Monje cartujo. Pintado por Manuel Navarro López (1913-2004)

Monje cartujo. Pintado por Manuel Navarro López (1913-2004)

 Así es como la barba se fue instaurando como símbolo de pobreza espiritual dentro de los miembros de la iglesia. Pensemos en las Orden de los Capuchinos y sus monjes, que desde 1528 empezaron una reforma dentro de los franciscanos, distinguiéndose por una mayor pobreza y austeridad para dedicarse a una vida contemplativa; uno de los símbolos externos adoptados por ellos fue el de sus largas barbas. Recordemos a recientes capuchinos como fue el limosnero de Granada, el beato fray Leopoldo de Alpandeire, o al «Padre Pío», santo de la orden.

 Casi todas las órdenes monásticas de clausura tenían varias distinciones dentro de sus monjes (tras el concilio desaparecieron o se mitigaron): los llamados monjes de coro y los hermanos legos. Los segundos no tenían estudios teologales y por lo tanto no eran o son sacerdotes; se dedican, además de rezar como monjes que son, a tareas más corrientes y artesanas necesarias para el sustento de la cartuja (cocina, granja, huerta…) y así los padres se pueden dedicar de forma más íntegra a la contemplación y al estudio. Éstos, como dice el Cap. Segundo-Art. Primero de la Cartuja Scala Dei escrito en el s. XIX: «el lego se distingue del sacerdote en tres puntos, á saber: que afeita toda su cabeza [los padres se dejaban una “coronilla”] y conserva la barba, que la parte inferior de su escapulario termina por línea arqueada y que no tiene traba [la cogulla]».

Los legos en los monasterios marcaban por tanto más si cabe la pobreza de su condición con la barba. Eran conocidos también como fratres conversi, (hermanos conversos), laici barbati (laicos barbados), illiterati (iletrados) del hecho de que, en siglos anteriores, los hermanos legos no solían tener formación y por lo tanto no eran aptos para los estudios que los llevaran a una vida de monje de coro o de sacerdote.

 

Anuncios

3 pensamientos en “La barba, símbolo de pobreza espiritual

  1. Ana dice:

    Muy interesante lo de la barba y claro que la explicación es muy convincente. Los hermanos legos, son los que se dedicaban a la cocina y luego cuando pasaban a monjes se sabían todo lo que pasaba en la cocina. Un abrazo

  2. no me calza eso de símbolo de pobreza , cualquiera puede tener una maquinita manual, no eléctrica y afeitarse aprovechando el mismo jabón,( sino tiene para comprarse espuma de afeitar) después de lavarse la cara, la barba es símbolo de flojera, desorden y falta se aseo.

  3. Anónimo dice:

    Bendiciones… Muchas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s