Miércoles de ceniza

Cuarenta días antes del Domingo de Ramos, inicio de la Semana de Pasión, se celebra el Miércoles de Ceniza, primer día de la Cuaresma.

Es una fecha móvil en el calendario litúrgico en la que se impone ceniza en forma de cruz sobre la cabeza de los fieles mientras el sacerdote utiliza alguna de las siguientes frases de la Biblia:

«Concédenos, Señor, el perdón y haznos pasar del pecado a la gracia y de la muerte a la vida» (Gén. 3:19)

«Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás» (Gn. 3,19)

«Arrepiéntete y cree en el Evangelio» (Mc. 1,14-15)

Es una vieja costumbre de penitencia y duelo la de cubrirse la cabeza con ceniza. Los judíos y pueblos del Próximo Oriente lo hacían como gesto de luto, de muerte y de  espera en otra vida, de arrepentimiento y de sacrificio. Qué es la cuaresma sino un tiempo de espera y de preparación.

En los primeros siglos de la Iglesia, las personas que querían recibir el Sacramento de la Reconciliación el Jueves Santo, se ponían ceniza en la cabeza. En el año 384 d.C., la Cuaresma adquirió un sentido penitencial para todos los cristianos y desde el siglo XI, la Iglesia de Roma solía poner las cenizas al iniciar los 40 días de penitencia y conversión.

La ceniza procede de la quema de las palmas y ramas de olivos del Domingo de Ramos del año anterior, conservadas para tal rito. De acuerdo a la tradición, esto recuerda que lo que fue, signo de gloria, pronto se reduce a nada. En la tumba barroca del Papa Alejandro VII, Bernini esculpió a un Papa arrodillado y sin tiara pontificia, penitente y despojado de riquezas, con el lema mortuorio de: «Sic transit Gloria mundi» (Así pasa la Gloria del mundo), que señala lo efímero de los triunfos.

También la ceniza es símbolo de que vamos a morir (memento mori), que nos convertiremos en polvo… por lo que hemos de vivir en paz y armonía para con Dios, para con los hombres y para con nosotros mismos.

Los cartujos, inmersos en el recogimiento que durante estos días reina, dan un paso más en su austeridad. Tanto en adviento como en cuaresma, días de preparación respectivamente, prescinde en su dieta habitual (en la que la carne ya está suprimida) de los lácteos. Además, sólo toman pan y agua los viernes, como casi el resto del año.

Bodegón «Pan y agua»

Bodegón «Pan y agua»

Como dice un amigo: «Tiempo fuerte para profundizar en nuestra relación personal con el mismo Jesús»

Anuncios

Un pensamiento en “Miércoles de ceniza

  1. Ana dice:

    Siempre aprendo nuevas y hermosas cosas cuando te leo. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s