San Juan de la Cruz y la Cartuja: Subida al Monte Carmelo

San Juan de Cruz

Hoy es 14 de diciembre, festividad de San Juan de la Cruz, doctor de la Iglesia, imagen viva del auténtico carmelita, cima de la poesía española y de la teología mística del renacimiento español (s. XVI). Hombre de baja estatura y además flaco, tanto que Santa Teresa de Jesús le llamaba con donaire “mi medio fraile”.

Nació en Fontiveros (Ávila) en 1542 y fue llamado Juan de Yepes Álvarez. En 1563, con veintiún años y tras estudiar en un colegio de la Compañía de Jesús, ingresó en el Convento de los Padres Carmelitas de Medina del Campo. La experiencia no le resultó grata, San Juan no encontraba el equilibrio interior, moral y ascético que anhelaba, por lo que se planteó hacerse cartujo, pues sabía que la Regla cartujana le daría esa comunión con Dios que tanto deseaba, fuera de las turbaciones diarias, de los rencores y envidias que padecía por parte de terceros; pero el referido cambio de orden no se llevaría a cabo pues se “topó” con la enérgica Santa Teresa de Jesús, que lograría convencerle para que se uniera a la reforma del Carmelo (los llamados carmelitas descalzos) que ella estaba forjando en contra de los carmelitas calzados, quienes mostraban su total hostilidad. Moriría tal día como hoy, un 14 de diciembre, pero de 1591.

Destacó por sus escritos espirituales, entre los que cabe destacar la Subida al Monte Carmelo. Reza el preámbulo de la obra: “Trata de como podrá una alma disponerse para llegar en breve a la divina unión. Da avisos y doctrina así a los principiantes como a los aprovechados, muy provechosa, para que sepan desembarazarse de todo lo temporal, y no embarazarse con lo espiritual, y quedar en la suma desnudez y libertad de espíritu, cual se requiere para la divina unión, compuesta por el padre fray Juan de la Cruz, carmelita descalzo”.

Subir hasta la Cumbre del Monte, que es el Alto  estado de la Perfecciòn, que es la Uniòn del Alma con Dios.

Subida del Monte Carmelo. Es la purificación progresiva del alma para alcanzar la perfección: unión del Alma con Dios. Itinerario espiritual para liberar el alma de todo apego.

En el libro Diálogos en Miraflores, leemos en el capítulo 5: Espiritualidad de la cartuja, en el apartado referido al “sosiego espiritual”:

– ¿En qué consiste la soledad interior?

– Consiste ésta en un proceso espiritual por el que la memoria, el entendimiento y la voluntad van muriendo a todo interés y gusto por las cosas. En su lugar, Dios comienza a ser sentido como único objeto saciante.

– ¿Es algo típico y exclusivo de la Cartuja?

– Es el proceso espiritual descrito por San Juan de la Cruz en la Subida del Monte Carmelo.

Y así es como San Juan de la Cruz lo describe con todo su rigor en el capítulo 13 de su obra:

 “Procure inclinarse siempre:

no a lo más fácil, sino a lo más difícultoso;

no a lo más sabroso, sino a lo más desabrido;

no a lo más gustoso, sino a lo que da menos gusto;

no a lo que es descanso, sino a lo que es trabajoso;

no a lo que es consuelo, sino antes al desconsuelo;

no a lo más, sino a lo menos;

no a lo más alto y precioso, sino a lo más bajo y despreciado;

no a lo que es querer algo, sino a no querer nada;

no a andar buscando lo mejor de las cosas temporales, sino lo peor, y desear entrar en toda desnudez y vacío y pobreza por Cristo de todo cuanto hay en el mundo.”

A lo que añade:

“Para venir a gustarlo todo, no quieras tener gusto en nada.

Para venir a poseerlo todo, no quieras poseer algo en nada,

Para venir a serlo todo, no quieras ser algo en nada,

Para venir a saberlo todo, no quieras saber algo en nada,

Para venir a lo que no gustas, has de ir por donde no gustas.

Para venir a lo que no sabes, has de ir por donde no sabes.

Para venir a lo que no posees, has de ir por donde no posees.

Para venir a lo que no eres, has de ir por donde no eres.”

Es en esta obra donde aparece la famosa canción La noche oscura, donde el alma pasa por un camino de obstáculos interiores hasta alcanzar la perfección, que es la unión con Dios, la iluminación en otras culturas.

juan de la cruz

San Juan de la Cruz (1542 – 1591)

Anuncios

Un pensamiento en “San Juan de la Cruz y la Cartuja: Subida al Monte Carmelo

  1. Anónimo dice:

    En todas las religiones se busca lo mismo, paz, desapego de lo material…. y ¿qué nos lleva a ello? La Meditación, un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s